Internacion Domiciliaria

                                                   Responsable y de Confianza

En Sipem Salud estamos convencidos que nuestros pacientes y sus familiares deben tener ademas de la mejor atencion, la contencion que merecen, por eso contamos con un excelente equipo de médicos, terapistas ocupacionales, psicólogos, kinesiólogos, profesionales en enfermería, altamente capacitados, con equipos y material necesario, lo que nos permite brindar una atención domiciliaria con los más altos niveles de calidad.

La internación domiciliaria hace referencia a un programa, que, sin poner en riesgo la vida del paciente y bajo un modelo interdisciplinario brinda solución a los problemas de salud de ciertos enfermos (los que cumplen con los criterios de inclusión), conservando siempre como mayor logro y objetivo la ganancia en términos de calidad de vida.

Es una estrategia de atención extrahospitalaria que permite brindar servicios de salud humanizados y oportunos a la población, representando una mejoría importante en la calidad de vida de los usuarios. En este modelo caben actividades de todo espectro de los servicios de salud, desde el fomento y protección de la salud, la atención primaria, la prevención clínica, la hospitalización en casa con el uso domiciliario de equipos tradicionalmente hospitalarios hasta procedimientos de rehabilitación.
Esta modalidad de atención tiene ventajas sobre la internación hospitalaria que puede resumirse desde el punto de vista biopsicosocial en:

Beneficios para el paciente

  • Permanece en su entorno habitual con sus cosas, sus recuerdos, sus pertenencias y rodeado de sus afectos, evitando el desarraigo y la desorientación temporo-espacial.
  • Libera al paciente de la dependencia hospitalaria, personaliza su atención creando mejor vínculo con profesionales y familiares.
  • Disminuye los tiempos de atención y la angustia del paciente optimizando los tratamientos médicos.
  • Aporta elementos de confort y favorece el autocuidado, la autonomía y la intimidad.
  • Facilita que el paciente pueda seguir marcando su propio ritmo de vida y tomando decisiones cotidianas, con el consecuente aumento de la autoestima.
  • Potencia la socialización y el mantenimiento de su capacidad funcional.

Beneficios para los familiares

  • Oportunidad de cuidar a su ser querido y acompañarlo en un momento especial de su vida.
  • Promueve los momentos de intimidad familiar.
  • Ordena al grupo familiar y evita los desplazamientos ahorrando tiempo y costos, además, facilita la comunicación y el compromiso por parte del familiar aumentando su dedicación y responsabilidades.
  • Disminuye dudas, temores y fomenta el trato y control de la situación del paciente y su propia enfermedad.
  • Permite el cumplimiento de los tratamientos por el enfermo.
  • Se forma en el aprendizaje de los cuidados necesarios para el acompañamiento familiar.
  • En cuidados paliativos y en casos terminales permite realizar el duelo, aclarar diferencias y eliminar sentimientos
  • de culpa.

Beneficios para los profesionales

  • Optimiza la relación paciente, equipo de salud, cobertura social y familia.
  • Favorece la visión global de la realidad y la cercanía con el paciente.
  • Optimiza la distribución y control de la utilización de descartables, medicación, estudios complementarios, etc., disminuyendo los costos de internación.

Beneficios para el sistema

  • Permite administrar los recursos tecnológicos y mejorar los costos de la prestación.
Enfermedades respiratorias

  • Epoc.
  • Neumonías.
  • Insuficiencias respiratorias crónicas (enfisema, intersticiopatías).
  • Sobre infecciones de bronquiales crónicos.

Patologías neurológicas

  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Enfermedades degenerativas.
  • Enfermedad de Alzheimer y otras demencias.
  • Posoperativos neurológicos.
  • Secuelas postraumáticas medulares.
  • Parálisis cerebrales.
  • Enfermedades neurometabólicas.
Úlceras por presión (escaras)

  • Edad avanzada.
  • Movilidad reducida.
  • Desnutrición.
  • Incontinencia.
  • Falta de cuidado y apoyo.
  • Iatrogenia hospitalaria y geriátrica.

Patologías del sistema digestivo

  • Hemorragia digestiva alta
  • Enfermedades inflamatorias intestinales
  • Síndrome ascítico edematoso.
  • Hepatopatías.
Enfermedades cardíacas
  • Enfermedades cardíacas.

Pacientes terminales (oncológicos y no oncológicos)

  • Neoplasia
  • Terminales murientes no neoplásicos.
Trastornos metabólicos (diabetes, trastornos hidroeléctricos)

  • Diabetes mellitus
  • Trastornos hidroelectrolíticos.
Sipem médico visitando un paciente
Sipem enfermera atendiendo un paciente